Tigres del Jumay empata en casa ante Sansare en un buen partido

(Tiempo estimado: 1 - 2 minutos)

En un buen partido, el equipo Tigres del Jumay empató a un gol con Sansare, demostrando los jalapanecos que cuando se lo proponen pueden dar muy buenos partidos.


Manejando el encuentro por momentos, tratando de llevar peligro al arco contrario y fallando algunas oportunidades de gol, como la que tuvo Mateo solo ante el arquero y que pegó en el tubo izquierdo del arco defendido por Nery Chinchilla, demostrando que a pesar que Sansare es un equipo con jugadores de bastante experiencia y que ya han jugado no solo en la Segunda División, pero que esto no pesó a la hora del desarrollo del encuentro, un empate que puede sonar a que los jalapanecos perdieron los dos puntos, pero al ver los listados de jugadores, Sansare estaba más obligado a ganar el partido, pero se sobrepuso la garra, la entrega y el deseo de los jalapanecos.


Los equipos para este partido alinearon de la siguiente manera:
Sansare: Nery Chinchilla, Tobit Vásquez, Rigoberto Hernández, Kevin Aguilar, Ledy García, Darío Samayoa, Bryan Orellana, Jefferson Rivas, Cristian Lima, Yoni Nájera y Anthony Cahueque. Tambien jugaron Omar Morales y Alen Silva. El gol fue anotado por Yoni Nájera, quien vio al portero adelantado y trató de sorprenderlo con un zapatazo desde medio campo, un gol muy bueno, que casi no se ven, porque son casualidades del fútbol, más que virtud del tirador para el 1 x 0 al minuto 26 del segundo tiempo.


Tigres del Jumay: Bryan Velásquez, Marcos Lemus, Kevin Portillo, Diego Gómez, Javier Medina, Carlos Castañeda, Junior Medina, Kenny Esteban, Osman Mateo, Eddy Lemus, Giovanni Jacinto.  También jugaron Emerson Cruz y Klever Sánchez. El gol fue anotado por Osman Mateo luego de una serie de rechazos de los defensas sansareños, el línea ya había levantado su bandera, para señalar una falta dentro del área que seguramente sería penal, pero al final se declaró el gol del empate uno por uno definitivo.


El árbitro fue el señor Macquiver González, lastimosamente se dejó manipular y mandar por los jugadores experimentados, por momentos permitió el juego brusco y no se animó a marcar un par de faltas dentro del área que en otro lugar se hubieran marcado como penales.