Editorial: Cómo cumplir con instrucciones si luchamos por hacer lo contrario

(Tiempo estimado: 2 - 4 minutos)

Hemos estado enfrentando una situación inesperada, algo que nadie esperaba y mucho menos había preparación, se nos ha dado eso si algunas directrices, pero a una sociedad que le encanta llevar la contraria ¿Cómo hacer para que se cumplan?


Desde el mes de marzo se nos viene diciendo que no hagamos aglomeraciones, que usemos mascarillas, que nos lavemos las manos, que si no es necesario no salgamos de las casas, pero en una sociedad que por siempre se ha distinguido por llevar la contraria a lo que le piden, es sumamente difícil el poder conseguir que se sigan estas directrices, que si se ven son fáciles, pero cuando lo más fácil es llevar la contraria no se puede esperar resultados favorables.


Ejemplos de lo que estamos diciendo hay por montones y cada uno podrá hacer los propios, vamos nosotros a dar algunos solo como referencia, ya que es urgente que tomemos conciencia y logremos así evitar mas contagios de esta enfermedad.


Por años de años se nos ha dicho que fumar es dañino para la salud y cada paquete de cigarros trae una leyenda diciendo que es dañino para la salud, pero aun así existen muchísimos fumadores en Guatemala sin importar esta advertencia.


Cada año fallecen muchas personas por consumir bebidas alcohólicas, se hace el llamado para que se evite su consumo, pero como nos gusta llevar la contraria desde joven se cree ser muy valiente y “macho” si tomamos, a pesar del daño.


El ambiente sufre mucho por que se tira mucha basura en las calles, basureros clandestinos, ríos, carreteras, se nos llama a no tirar basura, pero esto no nos importa, hay que tirarla y llevar la contraria a los que piden que no se tire la basura, mejor no pagar la extracción y vivir en lo sucio por llevar la contraria.


Uno de los llamados más grandes es a no desperdiciar el agua, porque cada vez es menos lo que tenemos de este vital líquido, pero como debemos llevar la contraria se desperdicia, porque muchos gritan que como la pagan tienen el derecho a gastarla sin importar que cada vez nos vayamos quedando sin este vital líquido, lo que hay que hacer es llevar la contraria a lo que se nos pide.


No desperdiciemos la energía eléctrica, se nos llama también, pero como es mi dinero el que gasto, muchas personas pasan alegando que les sale muy caro, pero no hacen nada por ahorrar, porque lo que tengo que hacer es llevar la contraria y pasar todo el tiempo tratando que me bajen por el gasto que hago mensual.


Como hacer si hay tantos ejemplos sobre cómo nos gusta llevar la contraria aunque tengamos el peligro tan cerca, se nos ha pedido que usemos mascarillas, que nos lavemos constantemente, que además evitemos las aglomeraciones y sino tenemos que salir que permanezcamos en casa, pero como nos gusta llevar la contraria, usamos la mascarilla en el cuello, tapando solo la boca y dejando libre la nariz, muchas personas aunque sean mayores, padezcan de enfermedades, han caído ya en la confianza, se puede volver a ver personas reunidas platicando en algunos sectores como frente a la emergencia, otros por otros sectores, quizá pensando que esta enfermedad no es real, pero cada día aumentan los casos, los enfermos son cada vez personas más conocidas, los fallecidos son parientes, amigos, conocidos, por lo que debemos hacer conciencia y dejar atrás las practicas de llevar la contraria a lo que nos piden, ya paso el momento de ser valientes, de probar a ser héroes, porque debemos salir de esta pandemia, pero solo si y solo si hacemos caso a las medidas que se nos han puesto, ya no mas llevar la contraria, Lavémonos las manos, no más aglomeraciones, usemos la mascarilla como se debe.