Martes de carnaval fue atípico debido a la pandemia

(Tiempo estimado: 1 - 2 minutos)

Este martes 16 de febrero, esta estipulada la celebración del carnaval en todo el mundo, pero debido a la Pandemia, la celebración ha sido sumamente diferente.


Los Establecimientos Educativos oficiales aun no inician las clases, los centros privados en su mayoría utiliza el sistema de clases virtuales, lo que no permite una celebración como las que se habían tenido en años anteriores, por lo que no se pudo observar a niños y niñas disfrazadas y jugando, quebrando cascarones en las calles y en otros lugares, ahora se ha tenido celebraciones de otro tipo.


“Las ventas de disfraces y cascarones han bajado ostensiblemente, en años anteriores hemos colocado nuestras ventas y hemos podido hacer buen negocio, pero ahora no han comprado, esta enfermedad nos ha afectado mucho, miren todas estas fechas pasan ahora desapercibidas, ojalá que nos apoyen también a nosotros para poder salir adelante y que en los próximos años podamos volver a tener nuestros negocios de carnaval”, expresó la Sra. María Aguilar, quien cada año ubica su negocio por Panorámicas del Jumay, Jalapa.


El carnaval es una fecha que antecede a la cuaresma que se inicia con el miércoles de ceniza, por lo que en algunos lugares es usado para las fiestas, los desfiles como se hacen en Brasil y otros países, y en Guatemala la Feria de Carnaval en Mazatenango, que este año no se ha celebrado de la misma forma.


“Como los niños y niñas no van a las Escuelas, este año no han jugado los famosos cascarones, ni se han organizado las actividades, de disfraces y otras cosas como desfiles en la pre primaria que se hacían en otros lugares, en los Colegios como todavía están trabajando de manera virtual, no se han hecho este tipo de actividades, ojalá en los siguientes años ya se puedan realizar porque no podemos negar que a nuestros hijos les gustan”, expresó la Sra. Carolina Martínez, vecina jalapaneca.


Ha pasado el martes de carnaval sin mayor participación de los menores en las calles y avenidas de Jalapa, esperando que en los siguientes años, haya pasado esta enfermedad y se pueda hacer sin peligro para su salud.