Mayordomo de Santa María Xalapán fue detenido ilegalmente por Agentes de la PNC

(Tiempo estimado: 3 - 5 minutos)

Hace algunos días se hizo público un suceso bastante difícil que vivió el Mayordomo de la Comunidad Santa María Xalapan y también Presidente del Parlamento Xinca, Sr. Roberto González.

 

Roberto González retornaba de un viaje de trabajo, cuando fue retenido por una patrulla, que según él para poder dejarlo pasar y no llevarlo a la Comisaría le pidieron dinero, él viajaba acompañado por una compañera del parlamento Xinca, que según ella fue golpeada por los policías, sobre esta situación que vivió nos habla el señor Roberto González.

“Bueno, gracias por la entrevista, yo he tenido una cadena de problemas que se me han dado en estos tiempos, el ultimo fue hace unos cinco días, venia de la Capital venia de recibir un reconocimiento allá, en Guatemala, de las Comunidades Indígenas del occidente que estaban de aniversario una organización, salimos a las cinco y media de Guatemala cuando, nos dirigimos por la ruta a El Salvador, luego desviamos hacia Fraijanes, a salir a Casillas, en el kilómetro 80 para salir a Casillas, nos interceptó una patrulla de la Policía Nacional Civil era la ESC 157, de Escuintla, entonces, me bajaron del carro, me ingresaron a la patrulla, curiosamente solo me bajaron a mí, iba una compañera que también es parte del Parlamento Xinca de Guatemala y bueno, me dijeron que me iban a llevar a la Comisaría, yo les dije que si había cometido un delito que procedieran, entonces me dijeron que si me llevaban me iba a salir caro, les dije de todas maneras procedan, si están haciendo su trabajo, me volvieron a decir que si me llevaban me iba a salir caro, entonces que vamos a hacer les dije yo, me dijeron que allí lo podíamos arreglar, yo les dije que solo cargaba ciento setenta quetzales que me iba a servir para echar gasolina al carro, me dijeron que era poco, les dije a continuación, déjenme ir a hablar con mi compañera si carga ella algo de dinero y que me preste, me dio ella cien quetzales, por lo que reunimos doscientos setenta quetzales”, indicó.

 

“Salimos, que les vaya bien nos dijo uno de ellos, cuando entré al volante, la compañera estaba llorando, me dijo me golpearon, yo ya no pedí mas explicaciones, salí del lugar, en el kilometro 92 ruta a San Rafael encontramos otra patrulla, yo iba hablando por teléfono, iba despacio, me vieron sospechoso y nervioso, dieron la vuelta y me dijeron que me parqueara, ellos me atendieron bien, terminé de hablar, les expliqué lo que había pasado, en ese momento pasa la patrulla agresora, les dijimos que era esa patrulla, dejaron un Policía con nosotros y se fueron a seguir a la 057, pasaron como quince minutos y no regresaban y le dije al Policía, mejor me voy porque aquí es peligroso, me fui al carro, a la vuelta estaban las dos patrullas y los Agentes en gran plática, entonces me puse más nervioso porque era más peligroso, me retiré, aceleré más el carro, a la altura del kilómetro 94 me volvieron a interceptar que porque me había retirado del lugar, les dije que mi compañera estaba golpeada y que estaban violando la ley”, agregó.

 

“La Constitución Política en el artículo 3 dice que se debe proteger la vida desde la concepción y porque ellos no dejaban que yo la llevara a un Hospital, me dijeron que no debía moverme y me quitaron las llaves del carro, pero en ese momento llegaron como cincuenta personas de Mataquescuintla en apoyo a mi persona, empezó la discusión y llegamos al acuerdo que iríamos a INACIF de Barberena, nos fuimos, pero a la altura del cruce a Fraijanes y Barberena, porque me habían dado instrucciones los Abogados que no la llevara a Barberena, sino al Inacif central en Gerona, me volvieron a parar y que era un delincuente y que me tenían que conducir, era otra patrulla, se habían sumado como ocho patrullas y también se habían sumado como ocho carros particulares en apoyo a mi persona, entonces les enseñé el documento que me dieron en el Juzgado de Primera Instancia donde quede libre por falta de mérito, no lo aceptaban, cuando se agrupó la gente y les dijeron, si lo van a agarrar…bueno que reviente, ya se calmaron, me dijeron que continuáramos, llegamos a Gerona al Inacif y le hicieron todos los exámenes, ahora sigue el proceso y ver que determine la investigación, ya que yo no vi nada, pero ella aduce que dos policías ingresaron al carro, abrieron las puertas, ya hicieron las pruebas la carro y creo que deben haber huellas, nosotros solo pedimos justicia, pedimos justicia, ya que igual que nosotros han sido agredidos muchas personas, los que estaban allí, dijeron que es costumbre que hagan esto, los policías tienen sueldo, si van a vivir de mordidas mejor que no les paguen”, finalizó.