Señoritas denuncian haber sido abusadas por piloto de Moto Taxi

(Tiempo estimado: 2 - 3 minutos)

Dos señoritas que estudian en un Colegio Privado de Jalapa, que hacen su práctica para poder graduarse tomaron un moto taxi pero al llegar cuando realizó el cobro el piloto se aprovechó de su condición de mujeres para cobrarles más y amenazarlas.

 

Las dos señoritas tomaron el Moto Taxi en el centro de Jalapa llevando una bomba de fumigar, ya que tenían que hacer un trabajo en la Escuela donde realizan su práctica, al llegar al lugar el moto taxista les cobró quince quetzales por el viaje, aun cuando siempre les han cobrado seis a las dos, al hablar les quitó la bomba para obligarlas a hacer el pago, las jovencitas le dieron un billete de veinte quetzales, lo tomó, ya no les dio el vuelto, les tiró la bomba, pero antes les había quitado el teléfono para borrar unas fotos que ellas habían tomado, antes de irse también les tiró el teléfono, ahora ellas piden la intervención de las Autoridades para evitar que estos abusos continúen.

 

La señorita Esperanza Jiménez afirmó al respecto: “Yo estudio en un Colegio Privado de Jalapa que está frente al Parque Central, Estudio Secretariado Comercial con orientación en computación, este día fuimos a hacer un proyecto de investigación-acción, en la Escuela Llano Grande, ubicada a unos metros de la Calzada Justo Rufino Barrios, íbamos junto con otra compañera, de nombre Zaira Castillo, al llegar el piloto del moto taxi nos dijo que eran quince quetzales de pasaje, éramos dos, siempre nos cobran tres quetzales a cada una, le dijimos que no podíamos pagarle esa cantidad, nos dijo que debíamos pagarle eso porque estaba muy lejos, sino le pagábamos quince quetzales nos quitaba la bomba de fumigar que llevábamos, cuando salimos no nos dijo eso, cuando le dijimos eso, para que no nos la quitara le dio mi compañera un billete de veinte quetzales, yo le tomé una foto, entonces me quitó a la fuerza mi teléfono, luego me dijo que la borrara, como tiene clave, él no pudo y me devolvió el teléfono pero tirándolo, le dije que estaba bien, que ya las iba a borrar, yo no lo hice y tengo las fotos, pero ya no nos dio el vuelto, tiró la bomba y se fue luego con el billete de veinte quetzales, lo que consideramos un abuso”.

 

“Él nos trató muy mal, decía muchas malas palabras y que le teníamos que pagar, el número de la unidad es 205, siempre nos han cobrado tres quetzales, nosotras pedimos que lo agarren, que las autoridades hagan lo que deben hacer, porque no es justo que actúen de esa manera, aprovechando que somos mujeres y en mi caso soy menor de edad”, agregó.

 

Las señoritas iban acompañadas del ex Mayordomo de Santa María Xalapán, Roberto González, al hacer la denuncia pública de este hecho acaecido en horas de la mañana de este sábado.