Intensivo del Hospital Nacional es un problema que deben resolver para beneficio de los jalapanecos

(Tiempo estimado: 2 - 3 minutos)

En estos días se están dando los últimos detalles en la construcción del Intensivo del Hospital Nacional de Jalapa que costó alrededor de tres millones de quetzales.

 

Los Concejos Departamentales de Desarrollo financiaron la construcción de la Sala de Intensivo en el segundo piso del Hospital Nacional de Jalapa, que fue ejecutada a través de la Municipalidad de Jalapa, una obra que al final se tardó más del tiempo que se había estipulado, ya que siendo una obra de un año, se ha finalizado hasta el siguiente año, lo que ha despertado algunos comentarios.

 

Uno de los mayores problemas que se tienen en este tipo de obras es que se tienen los avales de inicio a través de la UTD, luego se deben tener las supervisiones de los encargados de los Consejos, para que la obra llene los requerimientos de ley, pero a partir de este punto, es muy poca la información, ya que no se conoce si en verdad llenaron todo lo previsto, porque no se conoce quién la recibe, cómo la entregaron, si será utilizado en lo que se pretendió o al final solamente se hizo, pero no como se pretendía, es muy raro que algún funcionario dé información de cómo se recibe la obra, en que se gastó y para que servirá al final.

 

El grave problema luego de la recepción de la obra, que ojalá sea en forma pública, se debe de iniciar la gestión para poder implementar dicha Sala de Intensivo, primero con el equipo necesario, que debe ser especial, porque el Hospital no cuenta con este tipo de equipo, es difícil que un Estado que está teniendo tantos problemas con el mantenimiento en medicinas y alimentos pueda proporcionar estos equipos, luego se deberá de gestionar que profesionales sean contratados, que hayan en el medio algunos que se animen a trabajar en un ministerio que no cumple con lo mínimo, enfermeras especializadas para cubrir con las necesidades en dicha sala de intensivo.

 

Una de las preguntas que se han hecho al respecto de esta construcción y que nunca se explicó fue por qué cortaron el árbol antañón de jacaranda que había, ya que en ese lugar lo único que se hizo fue cortarlo, quitar la estructura metálica que había y colocar ahora una tela metálica, simulando un gallinero, que en lugar de mejorar ha desmejorado este sector del Hospital Nacional, otra pregunta sería qué hicieron con la estructura metálica que quitaron, ojalá alguna Autoridad aclare por qué cortaron el árbol que bañaba de flores moradas en tiempo de Semana Santa y qué pasó con la estructura.

 

Ojalá que este Intensivo no pase a la historia como una obra faraónica de tres millones de quetzales que finalizó siendo un grupo de oficinas modernas para los Jefes del Hospital Nacional.